LA GRAN BARRERA DE CORAL, EL PARAÍSO AMENAZADO

En el blog de VOLP, marca de relojes vegan, comentamos la grave situación de la barrera de Coral.

LA GRAN BARRERA DE CORAL, EL PARAÍSO AMENAZADO

Lo venían advirtiendo científicos y expertos durante años y parece que la triste noticia se ha hecho realidad: la Gran Barrera de Coral australiana podría estar muriéndose. La que fuera una de las pocas reservas naturales nombradas Patrimonio de la Humanidad por su diversidad y riqueza no ha podido resistir los ataques del cambio climático y sus consecuencias han sido reales: más del 35% de los grandes corales han desaparecido para siempre. ¿Estaremos a tiempo de frenar el desastre?

barrera de coral
Hablamos de la que ha sido durante años la mayor estructura natural con una biodiversidad inigualable, la única que además se podía ver desde el espacio. Con más de 1400 millas de longitud, casi 3000 corales y más de 1000 islas, su extensión era parecida a Reino Unido. En ella convivía un ecosistema animal y vegetal con 1600 especies de peces, 3000 de moluscos, 220 de pájaros y 30 de ballenas y delfines, además de ser refugio tradicional de la tortuga verde.

la gran barrera de coral

Sin embargo, en 2016 los científicos alertaron que los corales estaban sufriendo un fenómeno de “blanqueamiento” que afectaba ya al 93% de su extensión y que ya había eliminado a una tercera parte de la Barrera. Su causa, las altas temperaturas del agua causadas por el calentamiento global mezcladas con la acidez que provocan los vertidos de carbón, uno de los principales recursos de Australia. Las algas que recubren y protegen a los corales mueren y estos se calcifican, volviéndose blancos y con pocas posibilidades de recuperarse. Para aquellos que defienden que el cambio climático es poco más que una ficción de Cuarto Milenio, esto es una patada en la boca.la gran barrera de coral upsocial

La Gran Barrera de Coral tiene altas posibilidades de desaparecer, y es nuestra culpa. Con más de 25 millones de años de antigüedad y todo un símbolo de la cultura aborigen, está a punto de unirse a compañeros con tal desastrosa fortuna como el Triángulo de Coral del Pacífico Sur o los corales de Florida. Y aunque estemos en el otro lado del planeta, todo cuenta: si cae un pulmón marino como este, nosotros como minúsculos seres dependientes tendremos que luchar contra un mundo cada vez más hostil.

 

Ilustración de Andrew Holder

Texto de Ana Andujar

0 comentario

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies

Carrito de compras

  • No hay productos en el carrito.